El primer embarazo (sea que se planifique o no), el riesgo de un pérdida, la llegada del bebé, así como el enfrentarse a la paternidad, puede interferir con la relación de pareja. En estos casos, lo que hace la terapia es enfrentar los problemas para buscar solucionarlos y desarrollar una relación saludable y provechosa para ambos. 

Nuestra consultoría psicológica orienta a las personas en el desarrollo de sus potencialidades (mediante el autoconocimiento) para superar situaciones difíciles en su vida. El programa comprende:

  • Consultoría para padres primerizos.
  • Consultoría para solucionar conflictos de pareja.
  • Consultoría para introducir al nuevo niño en la familia.
  • Consultoría para casos de separación y divorcio.
  • Consultoría para controlar la ira.