No existen escuelas, manuales ni recetas para ser padre. Por eso hemos creado un espacio de apoyo y sostén profesional para encarar y dar solución a las dificultades de la paternidad. En tal sentido, buscamos ayudar a la pareja a interiorizar su propia experiencia, a vivenciar sus vínculos actuales (procesando los pasados) para rescatar lo positivo y no repetir las conductas poco beneficiosas.

En la escuela para padres y madres siempre se intentarán abordar los temas en cuestión de una manera optimista y motivadora para las familias, fomentando la búsqueda de soluciones y dotando a los participantes con  herramientas que los ayuden a llevar a cabo su labor en el hogar.