El ser humano funciona como una totalidad, en la que lo corporal, psíquico y emocional interactúan. Por esta razón, nosotros ayudamos a las mamás a manejar su cuerpo y mente mediante técnicas como la respiración toráxica lenta, las palabras de aliento, la visualización y la relajación controlada. En el curso, el acompañante también puede practicar los ejercicios, lo que favorece la memorización de la técnica y su repetición en casa.