En este programa nos enfocamos en mantener el estado físico, la relajación, la flexibilidad, la movilidad, así como en fortalecer los músculos clave para el embarazo y el parto. Los principales objetivos son: ayudar al bebé a descender al canal del parto, relajar a la mamá, aliviar sus dolores, crear las condiciones físicas adecuadas para el alumbramiento, entre otros. Nuestros ejercicios fortalecen el cuerpo de la mamá para soportar el desgaste físico del parto. Asimismo, las posturas aprendidas contribuyen con la relajación del cuerpo y de la mente durante el alumbramiento.